LA TECNOLOGÍA PARA UN SCHOP PERFECTO AHORA EN TU HOGAR

Innovación Blade

Enfría y sirve cerveza de barril a la temperatura perfecta de 2°C.

Barriles de cerveza 100% reciclables.

Barril 8 lts.

Fácil de usar e instalar (Plug and Play).

Cerveza fresca por 30 días.

Usa poco espacio (30 cm2).

Compra tu blade

Pack Heineken Blade
Pack Heineken Blade

Máquina Heineken Blade  + 2 Barriles Heineken 8 lts + 6 pack vasos Heineken + corta espuma

Precio $399.990
Stock Disponible: 8
Máquina Heineken Blade
Máquina Heineken Blade

1 máquina de 8 litros

Precio $399.990
Producto sin Stock
Barril Heineken Blade
Barril Heineken Blade

1 barril de 8 litros

Precio base Precio $22.990
Precio Referencial: $27.987
Stock Disponible: 803

Ayuda

Aquí puedes encontrar solución a los problemas más frecuentes y cómo solucionarlo. Para cualquier otro inconveniente con la máquina o pregunta sobre ella contacta a nuestro servicio al cliente especializado: +56 9 6301 2261

Usa un barril preenfriado

1.- Si cargas un barril sin pre enfriarlo, el Blade tardará de 3 a 4 horas en enfriar el barril a la temperatura necesaria para una cerveza perfectamente helada. Si quieres beber de inmediato, asegúrate de que el barril haya pasado 16 hrs. en el refrigerador antes de usarlo.

2.- El indicador de temperatura muestra cuándo la cerveza está fría. Comprueba si el indicador de temperatura ha bajado hasta la zona azul.

Evitar la luz solar directa

1.- Asegúrate de que el Blade tenga la cubierta colocada.

2.- Evita que el equipo reciba la luz del sol directa y aléjalo de otras fuentes de calor.

Comprueba que la luz esté verde

1.- Deja el equipo encendido durante una hora con un barril bien colocado. Retira el barril y comprueba si el recipiente de enfriamiento está frío.

Si no es así, ponte en contacto con el servicio de atención al cliente de tu país.

2.- La luz verde fija significa que el barril está bien puesto en su sitio. La refrigeración solo funciona si el barril está bien asentado y fijo.

Comprueba la refrigeración

1.- Deja el equipo encendido durante una hora con un barril bien colocado. Retira el barril y comprueba si el recipiente de enfriamiento está frío. Si no es así, ponte en contacto con el servicio de atención al cliente de tu país.

2.- El Blade debe estar encendido y el barril bien asentado y fijo en su sitio. El ventilador de refrigeración debe emitir un ligero ruido.Si no es así, ponte en contacto con el servicio de atención al cliente de tu país.

Asegúrate de que la cerveza salga fría

1.- Para servir una buena cerveza, tiene que estar fría. Cuando el indicador señala la línea más baja de la escala significa que la cerveza está fría.

2.- Si está caliente, no podrás servir una cerveza perfecta.

Comprueba que el barril esté correctamente colocado

1.- Asegúrate de que el tubo no esté torcido ni atascado entre el barril y el recipiente del Blade.

2.- Comprueba que el tubo esté correctamente insertado en la ranura naranja y bien encajado en el grifo.

Asegúrate de que el barril esté fijo y bien asentado

1.- Asegúrate de que el barril esté bien asentado en el equipo, con el interruptor de bloqueo hacia abajo.

2.- La luz verde fija significa que el barril está bien puesto en su sitio. La refrigeración solo funciona si el barril está bien asentado y fijo.

Sirve la caña perfecta

1.- Usa un vaso limpio y enjuagado.

2.- Inclina el vaso en un ángulo de 45 grados y abre el grifo al máximo. Llena el vaso de una sola vez. Enderézalo cuando esté lleno hasta sus 3/4 partes y termina de llenarlo hasta arriba.

3.- Coloca el vaso sobre la bandeja escurridora y utiliza una espátula húmeda para quitar la espuma sobrante.

4.- Sirve la cerveza en un posavasos con el logotipo mirando al invitado.

Comprueba que el barril esté lleno

1.- En el indicador de volumen puedes ver la cantidad restante en el barril. Cuando el indicador está en la parte más baja, el barril está vacío.

Comprueba que el barril esté correctamente colocado

1.- Compruebe si el barril se instaló correctamente. Al presionar el botón naranja en un barril nuevo, se debe escuchar un "clic" sólido.

2.- Asegúrate de que el tubo no esté torcido ni atascado entre el barril y el recipiente del Blade.

3.- Comprueba que el tubo esté correctamente insertado en la ranura naranja y la boquilla bien encajada en el grifo.

Comprueba que la luz esté verde y fija

1.- Enchufa el equipo, comprueba que esté encendido y asegúrate de que el barril esté fijo en su sitio con el interruptor de bloqueo hacia abajo.

2.- El barril está bien puesto en su sitio cuando la luz está verde y fija. Si la luz no se queda encendida de color verde sino que parpadea en rojo, consulta "Luz roja parpadeante".

Comprueba que la bomba de aire funcione

1.- Al servir cerveza, la bomba de aire del Blade debe emitir un ligero zumbido. Si no escuchas este sonido, ponte en contacto con tu servicio de atención al cliente.

El barril está totalmente atascado

1.- Mueve el interruptor de bloqueo hacia arriba para soltar el barril. Con esta acción también se apagará la luz. Si la luz está apagada y no puedes retirar el barril, este podría haberse adherido por congelación al recipiente de refrigeración.

2.- Para descongelarlo, asegúrate de que el interruptor de bloqueo esté en posición superior. Retira la cubierta y espera unos 15 minutos. Intenta volver a sacar el barril. Si el barril sigue atascado, espera unos minutos más o trata de soltarlo con unos golpecitos.

El barril se mueve en su sitio

1.- Mueve el interruptor de bloqueo hacia arriba para soltar el barril. La luz verde debe parpadear en rojo primero y después apagarse. Cuando la luz esté apagada puedes retirar el barril.

2.- Si la luz no se apaga, vuelve a bloquear el barril. Espera un minuto y desbloquéalo de nuevo moviendo el interruptor hacia arriba. Puede pasar un minuto hasta que la luz se apague y puedas retirar el barril. Si al repetir estos pasos no resuelves el problema, ponte en contacto con el servicio de atención al cliente de tu país.

Comprueba que el barril esté bien alineado

1.- Cuando la luz esté roja, fija o parpadeando, mueve el interruptor de bloqueo hacia arriba para abrir el mecanismo de bloqueo.

2.- Vuelve a ajustar el barril en el Blade girándolo ligeramente. Mueve el interruptor de bloqueo otra vez hacia abajo. Cuando la luz esté en verde, ya puedes usar el Blade.

Comprueba que el barril esté en buen estado

1.- Comprueba la tapa del barril. Los dos orificios deben estar perfectamente alineados. Si no es así, intenta alinear los manualmente.

2.- Si el paso anterior no soluciona el problema, comprueba si hay fugas de aire en el tubo o coloca un nuevo barril.

Comprueba el mecanismo de bloqueo

1.- Mueve el interruptor de bloqueo hacia arriba y espera que la luz se apague. Retira el barril. Con el barril retirado, mueve el mecanismo de bloqueo hacia abajo y, al mismo tiempo, apaga el equipo.

2.- Fíjate en el recipiente de enfriamiento y comprueba si el mecanismo de bloqueo del barril está extendido hacia fuera en ambos lados. Si no es así, ponte en contacto con el servicio de atención al cliente de tu país.

3.- Fíjate en el interior del recipiente de enfriamiento y comprueba que las boquillas de goma negras estén en su sitio. Si no están, mira si alguna boquilla de goma ha caído al fondo del recipiente de enfriamiento.

4.- Para volver a colocar una boquilla de goma, basta con presionarla sobre la parte metálica. Si falta alguna boquilla de goma, ponte en contacto con el servicio de atención al cliente de tu país.

Comprueba si el surtidor está roto

1.- Si no deja de salir cerveza del surtidor y es imposible pararlo, tal vez se haya presionado el surtidor de forma accidental.

2.- Para que deje de salir cerveza, sujeta la parte naranja del surtidor con una mano y con la otra tira suavemente de la parte negra del surtidor. De este modo se cerrará la válvula y dejará de salir cerveza.

Comprueba si el surtidor está abierto

1.- Si no deja de salir cerveza del surtidor y es imposible pararlo, tal vez se haya presionado el surtidor de forma accidental.

2.- Para que deje de salir cerveza, sujeta la parte naranja del surtidor con una mano y con la otra tira suavemente de la parte negra del surtidor. De este modo se cerrará la válvula y dejará de salir cerveza.